Pueblos mixes de Oaxaca “paran” trabajos del Interoceánico del Istmo; exigen cumplir demandas



Juchitán, Oax .- Ante incumplimiento de demandas del gobierno federal, ejidatarios mixes de las comunidades de Mogoñé Viejo, Vixidu y El Zarzal, en la zona norte del Istmo de Tehuantepec Oaxaca, “pararon” por enésima ocasión la rehabilitación de las vías férreas que realiza la empresa Ferrocarriles del Istmo de Tehuantepec (FIT) como parte del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CITT).

Con piedra, palos y machetes, ejidatarios, hombres y mujeres, se postraron sobre los rieles del ferrocarril y expulsaron a trabajadores del Grupo Hermes y de la empresa FIT, quienes ingresaron a los terrenos sin autorización del ejido.

El ejido Mogoñé Viejo ha requerido de manera constante “una consulta” para conocer de qué se trata el proyecto Interoceánico del Istmo de Tehuantepec que tanto pregonan las autoridades federales, pero que ejidatarios y pobladores aseguran que a ellos no les informan nada.

También solicitaron que se cumpla su pliego petitorio, en torno a la construcción de un hospital, pues el más cercano se ubica en la Ciudad de Juchitán Oaxaca, a casi 2 horas de distancia, lo cual dificulta la atención a la salud.

Las personas manifestantes dejaron claro que esta es la trigésima cuarta ocasión que bloquean, y continuarán haciéndolo hasta que les cumplan sus demandas.

“Vamos a seguir manifestándose las veces que sean necesarias, el gobierno es terco en querer imponernos un proyecto que nosotros no pedimos, y, lo peor, es que hemos pedido información y simplemente nos ignoran, ahora sí, seguramente bloqueándolos, nos darán un espacio y nos escucharán”, señalaron.

Las mujeres ataviadas con su atuendo tradicional, señalaron que tuvieron que dejar sus casas para unirse a esta manifestación que es legal, pues antes de entrar a su territorio, la empresa debió pedir permiso y no lo hizo.

“Nosotras lo único que deseamos es que nuestras demandas se cumplan, vivimos en el atraso, todo ha sido beneficiado por el gobierno, ellos más ricos, y nosotros más pobres”.

Señalaron que sus voces y demandas como mujeres tampoco han sido oídas en esta propuesta de “desarrollo”, que más bien para ellas es un “despojo” que hace el gobierno al imponerles este y otros proyectos emanados del Programa de Desarrollo para el Istmo de Tehuantepec.

Por lo pronto, en este territorio que compete al ejido Mogoñé, sus habitantes y ejidatarios determinaron que no permitirán que las obras del ferrocarril avancen, y esperan una mesa de trabajo con la presencia del director general del CITT, Rafael Mollinedo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *