En Juchitán, celebran a partir de este viernes a sus muertos con el Xhandú



Desde sus hogares, cientos de familias reciben a sus muertos que regresan a convivir con los vivos.

A pesar del año atípico que se está viviendo por la pandemia del COVID-19, en el municipio de Juchitán de Zaragoza en el Istmo de Tehuantepec iniciaron la celebración del Xhandú, que de acuerdo a la creencia zapoteca es cuando las almas regresan y conviven con los vivos.

A diferencia de otros municipios y estados de la República, en Juchitán la celebración es el 30 y 31 de octubre, y en este año aunque no habrá eventos masivos por el tema de la pandemia, hay familias que están gustosas de recibir a sus muertos la noche de este viernes.

De acuerdo a la creencia, el 30 de octubre regresan del más allá a visitar a sus familiares los niños y jóvenes que se adelantaron en el camino, el 31 lo hacen las personas adultas.

Otra de las características de esta celebración, es que no se realiza en los panteones como en otros lugares, sino en cada una de las casas de las familias que han sufrido la pérdida de algún ser querido.

Este año derivado a la crisis que ha dejado la pandemia del COVID-19, algunas familias han determinado no adornar sus viviendas como es costumbre, pero no puede falta el altar que es colocado en la mesa del Santo, con frutas de temporadas, refresco, cerveza y los platillos que le gustaban a la persona fallecida.

Las que su esperan visitas en esta temporada, contemplan hacerlo con las medidas de higiene y principalmente la sana distancia.

El presidente municipal de Juchitán de Zaragoza, Emilio Montero Pérez indicó que a pesar de la pandemia, si se va a permitir la venta de flores en el centro de la ciudad, esto con la finalidad de apoyar a los vendedores.

Lo que sí confirmó, es que los panteones de esa municipalidad permanecerán cerrados, esto como medida de prevención por el COVID-19.

Al igual que Juchitán, otros municipios que celebran a sus muertos este día como Tehuantepec, Espinal, Ixtaltepec e Ixtepec confirmaron que sus panteones permanecerán cerrados.

Los presidentes municipales han pedido a la población a seguir las recomendaciones de sanidad correspondientes y evitar aglomeraciones, como acción para cuidar su salud.

Hasta este jueves en el Istmo de Tehuantepec se reportaban 2 mil 076 casos confirmados, 296 defunciones y 650 casos sospechosos por COVID-19.

Así, aunque es un año atípico tanto autoridades como familias en el Istmo, esperan pasar el Xhandú con sus seres queridos, y sobretodo evitando contagios por COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *