Trump se compara con AMLO: afirma que ambos quieren que sus países sean «grandes de nuevo»



Trump subrayó que la clave de su éxito está en el «increíble apoyo que tiene entre la comunidad hispana», a la que se refirió como «muy trabajadora».

El presidente estadunidense Donald Trump se equiparó con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y destacó que ambos quieren hacer que sus países sean «grandes de nuevo».

En una entrevista con el diario El Universal, el candidato republicano a la Casa Blanca aseguró que los empleos creados bajo su administración y el apoyo de la población hispana son «sus mejores armas» políticas.

Expresó que «no tiene duda» de que es el mejor candidato a la Presidencia desde la perspectiva mexicana dado que «una economía estadunidense fuerte beneficia a los mexicanos».

Sobre el problema migratorio y el control de fronteras, Trump señaló que éste es un tema que versa sobre «la protección de la soberanía» e insistió en que la política exterior hacia México no cambiará si gana las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. «Seguirá basándose en la migración, el tráfico de personas, la seguridad y el comercio», dijo.

Para Trump resulta obvio que «ganará los comicios porque el pueblo estadunidense sabe que ha creado la economía más asombrosa de su historia».

Una economía, añadió, que creó empleos y prosperidad para todos los estadounidenses.

«De hecho, llevamos el desempleo entre los hispanos en Estados Unidos a su nivel más bajo en la historia. Obviamente, el virus de China golpeó nuestra economía, como golpeó todas las economías en el mundo», aseveró en línea con un discurso que ha mantenido durante los últimos meses sobre el origen del coronavirus: centrar las culpas en China.

En lo referente a la economía estadunidense, hizo hincapié en que «ahora urge a pesar de los esfuerzos del (candidato demócrata) Joe Biden y de la izquierda radical», que tal y como ha expresado, busca «ralentizar las cosas para herirle políticamente».

No van a engañar más, reiteró, a los estadunidenses.

«La comunidad hispana me ayudará a ganar»

Trump subrayó que la clave de su éxito está en el «increíble apoyo que tiene entre la comunidad hispana», a la que se ha referido como «muy trabajadora».

Se trata, dijo, de “estadunidenses patriotas que no quieren ver nuestra economía cerrada. No quiere ver las fuerzas de seguridad mutiladas ni anarquistas violentos invadiendo nuestras calles».

Además, alabó que los hispanos «crea en la libertad y la oportunidad para los individuos y las familias, no en más control y regulaciones de los burócratas gubernamentales» y ha señalado que «no quieren ver este país adoptar las mismas políticas socialistas que han llevado grandes países como Cuba y Venezuela a la ruina».

Asimismo, manifestó que la relación con México «es ahora mejor que nunca», antes de calificarla de «increíble».

Incluso, recordó que López Obrador lo visitó en la Casa Blanca hace unos meses. “Fue un honor que fuera su primera visita al extranjero como presidente de México», enfatizó.

En un renovado ataque a Biden, lo acusó de «representar todas las políticas fallidas del pasado». «Tuvo altos cargos públicos en el Gobierno de Estados Unidos por 47 años. ¿Qué hizo para mejorar las relaciones con México? ¿Ayudó a solucionar el problema de la migración? ¿El problema de las drogas?», argumentó.

En cuanto a la relación de Washington con China, aseguró que «van a derrotar a los países que los han estado estafando durante años».

Migración y coronavirus

El magnate neoyorquino aplaudió el trabajo conjunto realizado con el gobierno mexicano durante la pandemia, lo que ha permitido, en sus palabras, «mantener la frontera abierta al comercio y otras actividades esenciales a medida que se protegen las economías».

«También hemos protegido la salud de nuestros pueblos al restringir los viajes no esenciales a través de la frontera terrestre. Si la pandemia nos demostró algo, es la importancia de que una nación controle sus propias fronteras. Siempre habrá gente en este mundo buscando una vida mejor», explicó.

Sobre esto, declaró que, «con suerte, podrán encontrar una vida mejor en sus propios países. Si quieren mudarse a otro país, hay una forma legal de hacerlo. Nuestro mensaje es simple: la gente necesita respetar nuestras leyes», expresó.

«No es justo para la gente que ha esperado su turno, siguiendo las reglas, que otras personas entren al país ilegalmente», reiteró antes de especificar que «no es justo para los trabajadores estadounidenses».

«No es justo para los mismos migrantes indocumentados, que enfrentan peligros horribles en su viaje a Estados Unidos», añadió.

Para finalizar, aclaró que es «cruel alentar a las personas a tratar de emigrar ilegalmente a Estados Unidos» y lamentó que esto solo es «un gran negocio para los traficantes y contrabandistas».

«Es por eso que vamos a seguir trabajando de cerca con el gobierno mexicano para asegurarnos de que las personas de todo el mundo no crean que pueden entrar a Estados Unidos ilegalmente a través de México», remachó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *