Por «fallas técnicas», posponen audiencia inicial de Cienfuegos



Nueva York. El general Salvador Cienfuegos Zepeda, ex secretario de Defensa Nacional, fue presentado hoy por primera vez ante el tribunal federal en Brooklyn, donde será enjuiciado, para la lectura de cargos en su contra, pero la sesión fue aplazada por el juez por fallas técnicas en la videoconferencia y la falta de cooperación de periodistas que estaban escuchando por teleconferencia,

La videoconferencia ante el Tribunal Federal del Distrito del Este, ubicado en Brooklyn, ahora será realizada sin acceso público, determinó el juez Steven Gold, mientras Cienfuegos escuchaba desde su prisión.

Después de varias solicitudes de que los periodistas que estaban escuchando por teléfono la sesión para que silenciaran sus teléfonos y computadoras, el juez ordenó el aplazamiento del proceso.

La instrucción de cargos es el primer paso formal en el largo proceso judicial del acusado, que fue recién trasladado de Los Ángeles donde fue arrestado a mediados de octubre.

El general Cienfuegos Zepeda está formalmente acusado por el gobierno de Estados Unidos de cuatro cargos: tres por conspiración de manufactura, distribución e importación a Estados Unidos de drogas ilícitas y un cargo por lavado de dinero, todo según el documento judicial oficial presentado por los fiscales ante el tribunal en Nueva York el 14 de agosto de 2019, misma fecha en que se emitieron las ordenes de su arresto.

Los fiscales encargados del caso acusan que el general Cienfuegos Zepeda abusó de su puesto para ayudar al Cártel H-2 a traficar miles de kilos de diferentes narcóticos a Estados Unidos y a cambio de sobornos permitió que esa banda actuara con impunidad en México.

Según la acusación oficial, entre diciembre del 2015 y febrero del 2017 el general Cienfuegos, también conocido como El Padrino, conspiró junto con otros a manufacturar y distribuir drogas licítas incluyendo heroina, cocaína, metanfetaminas y mariguana con el conocimiento de que serían exportadas a Estados Unidos.

El cuarto cargo es por conspiración para blanquear fondos procedentes del narcotráfico y acusa que entre las misma fechas de diciembre del 2015 a febrero del 2017, Cienfuegos realizó “transacciones financieras” transfiriendo y entregando fondos procedentes del narcotrafico en moneda estadunidense y mexicana.

Los fiscales estadunidenses calculan que la pena mínima para cada uno de los primeros cargos es de 10 años de prisión y en conjunto una máxima de hasta cadena perpetua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *