Paquete económico para 2023 es «equilibrado»: AMLO



El paquete económico para 2023 “es equilibrado”, incluye incrementos para los programas sociales, los recursos necesarios para los proyectos estratégicos y no contempla aumento de impuestos ni de energéticos y combustibles.

Así lo dio a conocer esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obradora pregunta expresa sobre el paquete presupuestal para el siguiente año, que este jueves el Ejecutivo federal enviará al Legislativo para su análisis y aprobación.

“Vamos a poder financiar todos los programas prioritarios, tanto los orientados destinados al bienestar de la gente. Es muy equilibrado en cuanto a ingresos y en cuanto al financiamiento de todos los Programas de Bienestar, se está considerando un incremento en presupuestos para éstos; en el caso de (la pensión para) adultos mayores es un incremento de un poco más de 25 por ciento”, planteó el mandatario federal.

Asimismo, incluye presupuesto para concluir tanto el Tren Maya –que se prevé concluir en diciembre de 2023— como los programas para el desarrollo del istmo de Tehuantepec; para terminar de integrar la refinería Dos Bocas; para financiar las dos plantas coquizadoras que se construyen y para continuar con la modernización de las refinerías en el país, todo ello encaminado a elevar la producción de gasolinas y diésel.

El paquete también tendrá recursos para construir dos nuevas plantas termoeléctricas en la península de Yucatán (una en Mérida y otra en Valladolid) “para resolver el problema del abasto eléctrico en toda la región.

Además habrá presupuesto para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) resuelva el problema de interconexión en el norte, de Sonora a Baja California; y que no falte electricidad en Baja California Sur, en particular en Los Cabos, planteó el presidente.

“Tenemos 34 proyectos eléctricos y de éstos, 16 tienen que ver con modernización de las hidroeléctricas, compra de turbinas nuevas y de equipos para producir más energía eléctrica”.

El tabasqueño garantizó que no habrá incremento de impuestos, ni en las tarifas eléctricas, ni en la gasolina, el diésel y el gas.

Asimismo, refirió que continuarán los ajustes gubernamentales para seguir ahorrando recursos públicos y dirigirlos al bienestar social, pero para esto no se tocarán salarios de burócratas ni habrá despidos.

Dijo que son posibles estos ahorros y ejemplificó con la propia oficina gubernamental. “Cuando llegué, la oficina de la Presidencia tenían un presupuesto de 3 mil 600 millones, y este año son 600 millones, es decir, 3 mil millones menos, y ya no va a aumentar. Vamos a seguir con la austeridad, ahorrando, ahorrando, ahorrando, ahorrando, para poder financiar el desarrollo sin endeudamiento”.

En cuanto a la recaudación, resaltó que se terminaron los privilegios fiscales. “Lo único que estamos demandando respetuosamente es que todos nos sigan ayudando, que sigan contribuyendo, ya no hay privilegios fiscales y que no estén pensando que los despachos fiscalistas se la saben de todas todas, no van a poder”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *