García Harfuch niega vínculos con Guerreros Unidos; no tengo nada que ocultar, dice



“Niego categóricamente las declaraciones dolosas hechas contra mi persona por un delincuente, hoy “testigo protegido”, publicadas por @reforma. Mi trayectoria en el combate a la delincuencia organizada en distintos frentes habla por sí misma. No tengo nada que ocultar”, tuiteó García Harfuch.

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, negó de nueva cuenta que haya tenido alguna relación con la organización delictiva “Guerreros Unidos” en 2014, cuando fue coordinador de Seguridad Regional de la Policía Federal en el estado de Guerrero.

 “Niego categóricamente las declaraciones dolosas hechas contra mi persona por un delincuente, hoy “testigo protegido”, publicadas por @reforma. Mi trayectoria en el combate a la delincuencia organizada en distintos frentes habla por sí misma. No tengo nada que ocultar”, escribió en su cuenta de Twitter.

Así respondió el jefe de la policía en el gobierno de Claudia Sheinbaum, luego de que el diario Reforma publicó el testimonio de “Juan”, un testigo protegido de la Fiscalía General de la República (FGR) en el caso de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, del cual ya Proceso había adelantado partes de la misma con anterioridad.

En su declaración ministerial, el testigo dice:

“Quiero señalar que era parte del grupo Guerreros Unidos, pues recibía dinero de nosotros, Omar García Harfuch, esto en el año 2014; recibía 200 mil dólares por mes, ya que era el encargado de la Policía Federal en el estado de Guerrero y el dinero que se le daba era porque permitía el trasiego de la droga”. 

El testigo protegido, cuya identidad está reservada, aseguró que el actual titular de la SSC en la CDMX “brindaba información sobre posibles operativos y facilitaba el trasiego de heroína, dinero y armas, los de Taxco y los (de) Guerrero, el único que supuestamente no estaba de acuerdo era el señor Dorantes”.

Además de lo que escribió en su cuenta de Twitter, García Harfuch aseguró en entrevista en Radio Fórmula:

“Por lo que leo y entiendo, es un testigo protegido que era un delincuente… Lamento que el dicho de un delincuente tenga tanto peso para atacar a un policía que trabajamos para la seguridad de las personas”.

Y agregó:

“Niego rotundamente esto. Es absurdo que el dicho de esta persona tenga tal peso después de tanto tiempo, sin fundamento más que su declaración, su dicho. Nunca he tenido ningún vínculo con la delincuencia organizada. Los hechos y los resultados con los que hemos trabajado, donde hay nada como los resultados y los hechos. No puede haber estos resultados que hemos dado con un vínculo con la delincuencia organizada, ni mío ni de mi equipo”.

El funcionario recordó que la única vez que ha declarado ante las autoridades fue cuando ocurrió el “lamentable” caso Ayotzinapa: “todos declaramos, pero nada que ver con delincuencia organizada. Seis años después se nos hace absurdo. Y claro, más en el transcurso de estos seis años hubiera salido algo a la luz”.

García Harfuch fue cuestionado en el caso, debido a que su nombre y su teléfono apareció en una libreta de Sidronio Casarrubias, presunto líder de los “Guerreros Unidos”. A finales de 2019, el ya jefe de la policía de la SSC dijo a Proceso que mucha gente tenía su número telefónico en Guerrero y que eso no significaba que él tuviera laguna relación con la delincuencia organizada.

También ha dicho que en esa libreta había “un compendio de ideas sueltas” que no tenía ninguna relevancia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *