El Madruguete de Alejandro Avilés Es una traición a Alejandro Murat



El destape de Alejandro Avilés como precandidato del PRI a la gubernatura de Oaxaca, además de prematuro, porque faltan dos años de gobierno de Alejandro Murat Hinojosa; es una abierta traición a la confianza depositada em él, por el ejecutivo estatal, al haber dado el visto bueno para coordinar a la precaria fracción priista en la Legislatura Local. 

La maniobra del anticipado destape es una traición política, porque estuvieron de acuerdo no solo el diputado Gustavo Díaz, El Gato, de origen veracruzano, y el propio Alejandro Avilés, sino también el dirigente estatal del PRI, Eduardo Rojas Zavaleta, y el recién nombrado director de Protección Civil, Antonio Amaro Cancino, varios de ellos identificados con el grupo del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz.

Entrevistado en su gira de trabajo por la Cuenca, el gobernador Alejandro Murat no tuvo más que referir que se lancen al ruedo de la sucesión gubernamental, aquellos que crean que tienen espolones, pero no le agradó que, entre los más destacados priistas con cargos públicos, se juegue al “madruguete”, sin la menor lealtad a su condición de ejecutivo estatal.

Antes de las elecciones de gobernador a mediados del año 2022, habrá elecciones de diputados federales, diputados locales y concejales el próximo año en el país, y una vez que se conozcan los resultados, el PRI tendría que definir el perfil de su candidato para enfrentar con posibilidades de triunfo a Morena, el partido que, hasta ahora, tiene las preferencias electorales en Oaxaca.

Encarrerados ya en la prematura sucesión gubernamental, se anotan entre los aspirantes muchos servidores públicos y políticos oaxaqueños, entre los que destacan Francisco García López, actual secretario de Gobierno; Eviel Pérez Magaña, ex titular de SEDESOL en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto; José Antonio Estefan Garfias, también ex precandidato a gobernador, así como el propio ex secretario de Gobierno, Anuar Mafud Mafud.

Los que más se promueven son German Espinoza, actual secretario de Administración; Francisco Angel Villareal, del IEEEPO; el dirigente estatal del PRI, Eduardo Rojas Zavaleta, y Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, recientemente incorporado a la Coordinación estatal del Agua, así como el senador Raúl Bolaños Cacho y Samuel Gurrión Matías, quien había renunciado a las filas del PRI para afiliarse al PAN, junto con Héctor Pablo, y regresaron por un cargo de consolación al PRI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *