Un año de agresión a María Elena; ella exige captura de otro implicado



Al cumplirse un año del ataque con ácido que sufrió en Huajuapan de León, la joven saxofonista, María Elena Ríos exigió al titular de la Fiscalía General, Rubén Vasconcelos Méndez, la captura de un quinto implicado en este hecho que “me cambió la vida a mí, y a mi familia”, publicó el diario Milenio.

Tengo tres preguntas en este momento para la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, ¿no puede?, ¿no quiere? o ¿no tiene la capacidad de asumir los compromisos que dijo públicamente?, cuestiona enérgica María Elena Ríos, la saxofonista oaxaqueña que el 9 de septiembre de 2019 sufrió un ataque con ácido, mientras trabajaba en su agencia de viajes.

La joven tiene muy presente que el 6 de abril pasado Rubén Vasconcelos, Fiscal General de Oaxaca se comprometió públicamente a ejecutar la orden de aprehensión pendiente contra uno de sus agresores, pero el hombre sigue prófugo.

Hasta ahora se han ejecutado cuatro de las cinco órdenes de aprehensión hacia los implicados en el intento de feminicidio, entre ellos un ex diputado priista que se entregó voluntariamente a las autoridades.

Male, como le dice la gente que la aprecia, ha invertido todo el año en enfrentar el proceso legal y en luchar para sanar su piel y su alma. “Mi proceso físico es muy largo y doloroso. A mí me agredieron y me cambiaron la vida a mí y a mi familia. Todo por el ego misógino de una persona que se cree Dios”, dice mientras charlamos en la banca de un parque en la Ciudad de México.

Ese día había viajado más de 300 kilómetros en una carretera llena de curvas hacia la Ciudad de México para acudir a una cita con el dermatólogo para tratar de mitigar las cicatrices en el 85 por ciento de su cuerpo. El láser que utilizaron en la sesión la tenía con el cuerpo rígido, caminaba intentando no moverse de más porque cualquier movimiento brusco le generaba dolor.

Aún así, estaba ahí, cargando su saxofón y dando pasos para reconstruir su vida. Este año para ella transcurrió entre los meses que estuvo internada en los hospitales de Oaxaca y la Ciudad de México y después sin poder recibir de manera adecuada su tratamiento para las quemaduras por la saturación de los hospitales con los pacientes contagiados de covid-19.

“Hay muchas personas principalmente mis papás, mi hermana que siempre me motivaron cada mañana cuando me decía mi mamá: ¡tú eres fuerte!, ¡acuérdate siempre que te levantes, tú eres fuerte!”.

Y sí, María Elena es una mujer que tiene la fuerza, un poder que cuando toca el saxofón siente y hace sentir paz. “La música me ha permitido sobrellevar parte de esta situación la cual no le deseo a nadie, ni siquiera a mis agresores, sin embargo no se debe de confundir ya que ellos se tienen que hacer responsables del hecho tan ruin que me hicieron”.

Esa es otras de sus luchas, los responsables del ataque deben rendir cuentas ante la justicia para que nunca la violencia contra las mujeres quede impune, pero ese es un proceso que también se ha estancado a causa de la pandemia.

El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca (TSJE), Eduardo Pinacho informó a MILENIO que el proceso legal con los implicados está detenido. “De momento no se puede fijar una fecha porque se concedió un plazo de 4 meses de investigación complementaria, pero ese plazo quedó suspendido por la contingencia sanitaria. Terminado ese plazo el Ministerio Público debe formular su acusación. Luego, se debe conceder al imputado el derecho de contestar esa acusación, para que pueda señalarse la primera audiencia intermedia y hasta después la audiencia del juicio”.

El camino para María Elena aún es largo, pero ella sabe que en el país miles de mujeres están ahí dispuestas a respaldar su lucha por justicia y que los cinco responsables paguen por todo el daño causado.

Cabe señalar que el pasado 6 de abril, Juan Vera Carrizal  presunto autor intelectual del ataque con ácido a la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, se entregó a la policía, luego de varios meses de andar a salto de mata. Con él, se cumplía la captura de cuatro personas vinculadas al caso, faltando por aprehender al hijo del exdiputado local quien aún sigue prófugo.

El pasado 3 de abril, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) informó que logró obtener del Juzgado de Control la vinculación a proceso en contra de  R. L. CH., como presunto responsable del ataque con ácido en contra de la joven saxofonista, ocurrido el pasado 9 de septiembre de 2019, en Huajuapan de León.

R.L. CH., fue aprehendido por la Policía Estatal el 1 de abril de 2020, aproximadamente a las 18:10 horas, en inmediaciones de riberas del río Salado, jurisdicción de San Antonio de la Cal y puesto de forma inmediata a disposición de la Fiscalía General.

Con base a la causa penal 553/2019, alrededor de las 15:46 horas del 6 de septiembre del presente año, la víctima recibió una llamada telefónica de una persona del sexo masculino, quien le solicitó sus servicios para el trámite de una VISA, acordando como cita el día 9 de septiembre a las 10:00 horas en el domicilio de la joven, ubicado en la ciudad de Huajuapan de León.

El día de los hechos (9 de septiembre de 2019), la víctima recibió en su domicilio a la persona con quien había agendando la cita y aproximadamente a las 10:10 horas, el sujeto que se identificó como R. L., le arrojó ácido sulfúrico sobre el rostro y cuerpo.

Por estos hechos, la FGEO inició con las diligencias correspondientes, logrando ubicar y aprehender en primera instancia el 23 y 25 de diciembre de 2019 a P. H. Y. y R. H. R. (padre e hijo, respectivamente), por el delito de feminicidio en grado de tentativa en agravio de la joven M. E. R. O., siendo presentados ante el Juez de Control, quien determinó vinculados a proceso.

Tras la detención del tercer probable responsable y en audiencia realizada el 2 de abril de 2020, el Juez de Control dictó auto de vinculación a proceso contra R. L. CH., imponiéndole la medida cautelar de prisión preventiva y otorgando 5 meses para el cierre de investigación complementaria.

Ahora, la Agencia Estatal de Investigaciones va a la búsqueda del hijo de Juan Antonio Vera Carrizal, quien también está vinculado en este hecho.

Esta nota originalmente se publicó en Milenio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *