Síndica de Itundujia dejó ir a sospechoso del asesinato de Alma Itzel, acusa madre



Oaxaca de Juárez, Oax.- La Fiscalía General de Oaxaca descartó que exista alguna persona detenida por el asesinato de la joven de 21 años, Alma Itzel Romero, cuyos restos fueron localizados el sábado pasado en las inmediaciones del río El Pescadillo, en Nuevo Allende Itundujia, en el municipio de Santa Cruz Itundujia, en el distrito de Putla de Guerrero.

A pesar de que durante el domingo y la mañana y tarde del lunes circuló la versión de que un joven permanecía a disposición de las autoridades por aquellos hechos, la Fiscalía oaxaqueña descartó el martes que exista alguna persona detenida.

“Hasta el momento, la Fiscalía no tiene conocimiento de ningún detenido ni han puesto a disposición”, fue la respuesta otorgada al respecto por el vocero de la institución, Constantino Cruz.

Sin embargo, cuando el servidor públicos fue consultado sobre el tipo de delito por el que fue comenzada la carpeta de investigación; es decir, si se había abierto el expediente por el delito de feminicidio, el funcionario, también ex vocero del ex gobernador Gabino Cué Monteagudo, se negó a responder las preguntas enviadas por mensaje de texto y también se negó  a responder llamadas telefónicas.

Madre de Alma Itzel cuenta cómo desapareció su hija

Mientras tanto, este martes, circuló un video del sepelio de la joven Alma Itzel, en donde la madre de la víctima narra cómo fueron sus últimas comunicaciones con su hija, quien había llegado procedente de Baja California Norte, para pasar las fiestas de muertos.

En la grabación la doliente indicó que el dos de noviembre su hija, Alma Itzel, salió de su domicilio, ubicado en la población de Morelos Itundujia, alrededor de las 3 de la tarde.

La joven mujer salió de su domicilio acompañada de un joven identificado como Arturo R.P, quien fue el encargado de trasladarla en motocicleta hasta la población de La Victoria, Itundujia, donde se vería con otro joven, de nombre Javier, quien la había invitado a un convivio.

La noche del dos de noviembre, la joven Alma Itzel le comunicó a su madre que se quedaría en La Victoria junto con sus amigos; sin embargo, al día siguiente, cuando la madre intentó comunicarse con ella, la hoy extinta dejó de responder a sus mensajes.

“Me atuve: ella siempre confiaba en mí; me contaba; lamentablemente, al día siguiente ya no supe de ella: ya no me contestó los mensajes, ya no me escribió…”.

“El tres no supe de ella en todo el día; el cuatro, por la mañana, me fui a la comunidad de La Victoria; llegué a las seis de la mañana (y) me fui a buscarla directamente a la casa del joven Javier, quien fue el que la invitó. Él me dijo que la había enviado (el tres de noviembre). Me dijo que me llevaría con el joven con el que la había enviado, que era su primo (Nicanor R.P)”.

Ante ello, la madre y Javier N buscaron a Nicanor R.P. durante varias horas hasta que lograron dar con su paradero y fue quien les comentó que cuando viajaban a bordo de una motocicleta, de regreso a la casa de Alma Itzel, en la comunidad de Morelos, la joven supuestamente, se bajó de la unidad al llegar al río El Pescadillo, aprovechando que Nicanor había ido al baño.

“Nos dijo que traía a mi hija de regreso y que antes de llegar al río él se bajó al baño y cuando regresó mi hija ya no estaba; que le había quitado la bujía la moto, pero que, aun así, él la siguió hasta Primavera (sic) a ver si la alcanzaba”, narró la doliente.

Sin embargo, a pesar de que Nicanor R.P., ya había sido detenido por la mamá de Alma Itzel e incluso por Javier N, las autoridades de Itundujia, encabezadas por la Síndica, según el relato, se negaron a detener a Nicanor R.P, con el argumento de que no existían elementos para su arresto.

“Teníamos las pruebas de que él era el inmediato responsable. Nos dirigimos con la autoridad de la comunidad de La Victoria para comentarle lo sucedido. Lamentablemente, él (Nicanor) dijo que tenía que hablar con las autoridades del municipio (Santa Cruz Itundujia), con la Síndica.

“Se comunicó con la Síndica y la Síndica no quiso dar la orden para que lo atraparan porque no tenían pruebas, pero creo que era suficiente la prueba de que él ya me lo había dicho a mí”, abundó.

La Síndica le dijo a la madre de la hoy extinta que primero tenía que presentar una denuncia penal por la desaparición de su hija, y luego se vería qué procedía contra Nicanor R.P.

“Ustedes conocen la distancia entre La Victoria y Santa Cruz Itundujia y hasta la Fiscalía, es muchísimo tiempo. Llegamos a la Fiscalía a las cinco de la tarde; salimos de ahí a las 11:30 de la noche; dieron mucho tiempo para que éstos se escaparan; el único que se presentó y sí estuvo fue el joven Javier, pero aun así él también es responsable porque él fue el que la invitó. En su momento, él debió pensar muy bien con quién regresaría mi hija”. 

Entre llanto, continuó: “El dolor que siento no me hace sentir rencor ni odio por la persona que lo hizo, lo que siento ahora es más dolor, pero, sí quiero que esto no quede impune”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *