Confirma el periodista Edgar Leyva que huyó de Oaxaca, pues teme por su vida



Pide a las autoridades y organismos internacionales para que les garanticen protección.

Oaxaca, Oax.- El periodista oaxaqueño, Edgar Leyva, confirmó que huyó del estado de Oaxaca, luego de unas publicaciones realizadas a través de su portal informativo www.urbano24horas.com y redes sociales en dónde se exhibió a un grupo organizado de delincuentes para despojar tierras a sus legítimos propietarios.

El periodistas indicó que luego de estas publicaciones, inició una persecución para él y su familia, motivo por el cual determinó huir de Oaxaca, pues teme por su vida.

Por ello, hizo un llamado al presidente Andrés Manuel López Obrador, al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, a la Fiscalía General de Oaxaca y organismos de Derechos Humanos para que a él y a su familia le garanticen la vida, libertad e integridad con las medidas necesarias y la máxima protección para su persona.

Aquí el comunicado completo emitido este día por el comunicador Edgar Leyva a través de un video.

MENSAJE DIRIGIDO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Al Presidente de la República.

Al Gobierno del Estado de Oaxaca.

A los Organismos Nacionales e Internacionales de Derechos Humanos

A los compañeros de los medios de comunicación y periodistas

El miércoles 3 de febrero, a las 2 de la tarde dos sujetos armados llegaron a mi rancho ubicado en la Ex Hacienda Tocuela, en Ocotlán de Morelos Oaxaca, fui objeto de un ataque armado, dos impactos de bala, uno en la cabeza le quitaron la vida a mi hermana que era periodista y también con dos impactos asesinaron a mi tía. Por gracia de Dios pude escapar salvando la vida e integridad.

El objetivo es y sigue siendo matar la verdad, por las publicaciones realizadas en el portal digital www.urbano24horas.com y redes sociales en dónde se exhibió a un grupo organizado de delincuentes para despojar tierras a sus legítimos propietarios. Nosotros también fuimos víctimas de este grupo.

Seguimos los procedimientos legales como cualquier ciudadano, con las trabas burocráticas en donde tristemente comprobamos y percibimos el grado de control de las instituciones locales por estos grupos de delincuencia, como la fiscalía.

Muchas víctimas prefieren no denunciar y con ello permiten el aumento de la impunidad, esto fue corroborado por la empresa de comunicación en la que soy dueño como lo hemos denunciado en las diferentes investigaciones periodísticas.

Les pido a todos ustedes que por favor hagan un ejercicio de imaginación con todo lo que me está pasando, como a mi familia, con esto me refiero al sentimiento y dolor de perder a mi hermana y a mi tía frente a mis ojos, pero no quiero dejar al olvido todos los daños colaterales que esto nos está ocasionado por creer en las Autoridades y por decir la verdad.

En el recuerdo de daños están dos niños de 4 y 5 años que perdieron a su madre; un esposo que perdió a su esposa, dos padres que perdieron a la más pequeña de sus hijas, que era mi hermana y todo por decir la verdad, por investigar y denunciar y por defender nuestro patrimonio.

Saber que los autores intelectuales y materiales, que no lograron quitarme la vida, me hace presa de la inestabilidad emocional, para mí y mi familia, el saber que estoy totalmente expuesto a estos asesinos en complicidad con algunas Autoridades.

Por esta razón, decidí poner a salvo a mi familia y a mí, ocultándome fuera del Estado de Oaxaca.

Quiero enfatizar que aún confío plenamente en las instituciones, en la capacidad y decisión del Gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa y del Fiscal General del Estado Rubén Vasconcelos Mendez, así como del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador quien ha conminado a los medios de comunicación a investigar y publicar la verdad.

Agradezco por su invaluable apoyo y solidaridad a los representantes de organizaciones internacionales Artículo 19, Itzia Miravete Veraza, Jan-Albert Hootsen del Comité de Protección a Periodistas (CPJ) y, en particular, Balbina Flores Martínez de Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Agradezco a mis amigos-hermanos del Frente Estatal por la Defensa de los Derechos de los Periodistas, de la Asociación Nacional de Comunicadores por la Unidad y del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores.

La intervención de estos organismos nacionales e internacionales defensores de la Libertad de Expresión y Protección de los Periodistas como de Derechos Humanos, me ha permitido salvar mi vida, sin embargo, sigo estando en una situación crítica, de riesgo en donde mi vida está de por medio como la de mi familia.

A mis compañeros de los medios de comunicación y a todas las víctimas que han sufrido violencia, les pido que CONFIEN en las instituciones y presenten sus denuncias o querellas correspondientes de todos los ataques que hayan sido objeto.

Esta es una oportunidad que podemos aprovechar, entre las instituciones de justicia y las víctimas de todas las regiones del estado, para restablecer el Estado de Derecho y terminar de manera contundente, con la impunidad y corrupción.

Si el problema es por la invasión a mi rancho, he decidido DONAR la porción de tierras que me quedan a favor de la beneficencia pública, por ello he instruido a mis abogados para que realicen los trámites correspondientes.

Hoy mi vida y la de mis seres queridos se encuentra en grave peligro, por ello, HAGO UN LLAMADO ENÉRGICO A LAS INSTITUCIONES PARA QUE NOS GARANTICEN LA VIDA, LIBERTAD E INTEGRIDAD CON LAS MEDIDAS NECESARIAS Y LA MÁXIMA PROTECCIÓN. Por ello responsabilizo públicamente a las personas que invadieron mi propiedad de lo que me suceda a mí y a mis familiares ya que la fiscalía cuenta con toda la información necesaria para proceder.

Con todo esto, mi confianza en Dios ha crecido exponencialmente.

Matando periodistas NO se mata la Verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *