Concejal latina de Los Ángeles no se disculpó por racismo contra oaxaqueños



Ciudad de México, a 12 de octubre de 2022.- El presidente Joe Biden no solo pidió la renuncia de Nury Martínez, sino de tres miembros del Concejo Municipal de Los Ángeles, después de que las grabaciones filtradas los capturaran usando lenguaje racista y conspirando para consolidar el poder.

“Él cree que todos deberían renunciar”, dijo a los periodistas la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en una sesión informativa. “Todos deberían renunciar”.

La condena del presidente es el último y más fuerte llamado de una amplia franja de funcionarios públicos que exigen que los miembros, todos demócratas, renuncien a sus escaños a la luz de los impactantes comentarios grabados.

La presidenta del Concejo de Los Ángeles, Nury Martínez, hizo comentarios racistas sobre el hijo de otro concejal, Mike Bonin, y ahora enfrenta severas críticas y llamados a ser removida de su posición, incluso a que renuncie como concejal, luego de que se dieran a conocer los audios.

El escándalo que se ha desatado a escala nacional ocurre en medio del proceso electoral y también involucra a los concejales Kevin León y Gil Cedillo, haciendo comentarios discriminatorios incluso contra hispanos, particularmente gente originaria de Oaxaca.

Cedillo: Sí, es llamada ciudad coreana, sí.

Martínez: Veo mucha gente morena y chaparra. (Carcajadas)

Cedillo: Puro coreano oaxaqueño. Ni siquiera como Kevin, unos chaparros.

Martínez: Me quedé como, no sé a qué villa vine, cómo llegué aquí, pero. (Carcajadas) ¡Están feos!

CONTRA NEGROS

El audio que desató el escándalo a nivel nacional está relacionado con las expresiones que Martínez hace contra el hijo del concejal Bonin, un niño de raza negra.

Martínez afirma que se dejó llevar por el “enojo” del momento, pero en el audio no se escucha que esté molesta.

“¡Parece changuito!”, dijo la concejal sobre el niño.

Bonin criticó las expresiones de su colega, no solamente por el carácter racista, sino también por amagar con golpear al niño.

“Lo están criando como a un niño blanco”, dijo la concejal. “Pensé, este chico necesita una paliza. Déjame llevarlo a la vuelta de la esquina y luego lo traeré de vuelta”.

La historia original fue publicada por L.A. Times.

Bonin y su esposo, Sean Arian, pidieron la destitución de Martínez como presidenta.

“Estamos consternados, enojados y absolutamente disgustados, porque Nury Martínez atacó a nuestro hijo con horribles insultos racistas y habló sobre su deseo de dañarlo físicamente. Es vil, abominable y completamente vergonzoso”, dijo la pareja en un comunicado conjunto.

Tras las revelaciones, Martínez se disculpó, pero al menos una veintena de policías fueron enviados a sus vivienda, para evitar posibles ataques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *