CATEM y “Sol Rojo” retan a edil Martínez Neri y le tiran basura hasta en oficinas



Oaxaca de Juárez, Oax., a 3 de agosto de 2022.- La policía municipal de la capital miró, se replegó y cuando quiso poner un alto, no pudo, la basura de decenas de vehículos recolectores de basura ya estaba dentro del palacio municipal de Oaxaca de Juárez. 

A casi tres semanas de negarles el acceso al relleno sanitario en la Villa de Zaachila, y permanecer varados con los camiones llenos sin tener solución a su demanda de acceso, por parte del edil Francisco Martínez Neri, los prestadores de servicios particulares para la recolección de basura se manifestaron desde temprana hora. 

Desde hace más de una semana, los transportistas, adheridos a las organizaciones Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) y “Sol Rojo”, mantenían el amago de una movilización, la cual se detuvo ante la promesa de la autoridad municipal de ser atendidos al pasar las fiestas de la Guelaguetza, sin que se fijara una cita. 

Para su ingreso pagaban de forma diaria al menos 300 pesos por cada una de las 50 unidades que llegaban al sitio, dinero que daban a un trabajador con gafete del ayuntamiento.

Es decir, en teoría el gobierno municipal recibía de su parte 15 mil pesos, lo que les daba el derecho a seguir ocupando este espacio al igual que a los tres ayuntamientos de la zona conurbada a los que se les permitió el plazo de tres meses por pagar de manera puntual su derecho de uso.

INNEFICACIA POLICIAL 

“¡Queremos que nos reciba el presidente!”, gritaron con enojo los recolectores particulares de basura frente a palacio municipal.

Desde las primeras horas se movilizaron para bloquear las calles de Morelos, Independencia, Díaz Ordaz, Crespo y Calzada Madero, en inmediaciones del recinto de gobierno y Plaza de la Danza, en el Centro Histórico de la capital.

Varios camiones más, cargados de basura se estacionaron frente a Plaza de la Danza y después fueron descargados, bolsa por bolsa sobre las escaleras de la plaza.

Desde la puerta del palacio municipal los elementos de la policía veían la protesta, que pronto se internó en el inmueble. 

Transportistas afectados lanzaron y vaciaron residuos a los pies de los elementos que se encontraban en el acceso interior del palacio; ante el hecho, solo se hicieron a un lado, y cuando el montón de basura fue mayor, intentaron cerrar en un descuido de los manifestantes.

De forma inmediata los hombres se agruparon en el portón del palacio para empujar e intentar evitar el cierre. 

Los golpes en la puerta y los gritos en el acceso a la “Casa del pueblo” llamaron al secretario de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Protección civil Municipal, Raúl Ávila Ibarra. 

Ante la inconformidad y para tratar de no empeorar la “cochina” situación, Ávila Ibarra pidió a los elementos abrir nuevamente la puerta. Todo se convirtió en un muladar.

Como medida de presión, uno de los camiones vació parte de su carga en las escaleras de la Plaza de la Danza; amenazaron que de no ser atendidos y tener solución a su problema, depositarán los desechos de más unidades.

En tanto, el ayuntamiento de Oaxaca sigue ocupando como tiradero a cielo abierto el predio de un inmueble municipal olvidado a orilla del río “Salado”. Después del mediodía el edil recibió a una comisión de inconformes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *