Ante fracaso de Segego, persigue Santiago Progreso a gobernador hasta en iglesia



Oaxaca de Juárez, Oax., 11 de octubre de 2022.- La peregrinación de la protesta no cesa y Santiago Progreso tuvo que perseguir hasta en la iglesia al gobernador Alejandro Murat Hinojosa, para solucionar el conflicto con San Pedro Ozumacín.

Y es que desde hace 40 días, 10 pobladores de dicha comunidad del municipio de Valle Nacional, permanecen retenidos en Ozumacín, Ayotzintepec, comunidad a la que la Secretaría General de Gobierno ha dado la posibilidad de decidir sobre la liberación de los ciudadanos indígenas.

Para exigir, una vez más, que termine la privación ilegal de la libertad de los afectados, sus familiares trasladaron hoy la protesta-“plantón” a Ciudad Administrativa, en Tlalixtac de Cabrera.

Esto luego de una fallida mesa de diálogo que sostuvieron con la Segego el viernes pasado, para llegar a acuerdos para destrabar el conflicto. Pero no ocurrió.

Esta es la tercera forma de manifestación que los familiares, principalmente esposas, de los retenidos ha efectuado para ser favorecidos en su petición, las cuales comenzaron desde hace más de dos semanas en Palacio de Gobierno y después en Edificio Federal, en el Centro Histórico, donde establecieron una huelga de hambre.

Los campesinos encarcelados por Ozumacín son acusados de ser líderes de un grupo que ha causado desestabilidad, en su comunidad con quien comparte zona ejidal, así como despojo y destierro de una familia hace ocho años; señalamientos que la Segego no ha desmentido.

Los habitantes de Ozumacín exigen un millón de pesos para la reparación de daños y la presencia de pobladores de Santiago Progreso a sus asambleas; por el contrario, los familiares apuntan que primero esperan la liberación y después su asistencia a la comunidad vecina. 

Por la tarde-noche, regresaron a la plazuela “Independencia” frente al Palacio Federal, con la finalidad de reanudar su huelga de hambre, pero notaron que el gobernador Alejandro Murat participaba en una calenda religiosa.

Ante ello, lo abordaron sobre la avenida Independencia e incluso lo abordaron al interior de la Catedral; el mandatario se comprometió a que esta semana habría respuestas. Mientras tanto, mañana las familias de Santiago Progreso prevén reanudar sus movilizaciones.

OTRA PROTESTA

Por otra parte, integrantes del Consejo de Comunidades Indígenas de la Sierra Sur (COCISS) también se manifestaron a la puerta de Ciudad Administrativa para demandar una mesa de diálogo con la Segego para abordar la reparación de daños del desalojo que vivieron el 14 de septiembre.

Los manifestantes señalaron que la acción violenta que recibieron -luego de tres días de realizar un bloque donde también agredieron a la población- fue de parte de un grupo “paralimitar” y no de pobladores de San Agustín de las Juntas, de Xoxocotlán, como se ha hecho creer.

Del desalojo hubo tres personas lesionadas del COCISS –integrante de un bloque de organizaciones violentas- por lo que exigen justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *