Profesores rechazan el bloqueo empresarial al nuevo plan educativo



Ciudad de México. Directores de escuelas de educación básica y profesores calificaron de “hipócrita” la postura de los grupos del sector empresarial que se oponen a la aplicación de la prueba piloto de los nuevos planes y programas de estudio para educación básica, quienes lograron la suspensión provisional de su puesta en marcha, “pues cualquier acción en las escuelas que pueda generar un cambio lo obstaculizan”.

Pedro Hernández Morales y Francisco Bravo, directores de educación primaria, afirmaron que “actúan como si el proyecto educativo que impulsaron con los ex presidentes Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto no respondiera a un proyecto ideológico y político”.

Luego de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunciara que interpondrá un recurso de queja contra la concesión de la suspensión provisional, docentes frente a grupo de Guerrero y Oaxaca señalaron que “nuestra exigencia no es contra una transformación educativa, al contrario, queremos que se concrete, pero sin simulaciones, y se convoque a un verdadero diálogo nacional con los maestros”.

El nuevo modelo educativo, afirmó el maestro Bravo, “contiene muchas de las propuestas que por años hemos trabajado en las aulas, como la autonomía curricular, la construcción de una nueva relación con los padres de familia para conformar comunidades de aprendizaje, así como trabajar los aprendizajes situados, que dan contexto al proceso de enseñanza”.

Sin embargo, advirtió, no se trata de “institucionalizar estas propuestas para que sólo queden en el papel o en un discurso, se debe buscar un verdadero proceso de emancipación. No es sólo cambiar el contenido para que los alumnos aprendan mejor, sino para que tengan otra mentalidad”, afirmó Bravo.

Hernández Morales, líder del magisterio disidente en la Ciudad de México e integrante de la dirigencia de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), destacó que “a diferencia de los grupos empresariales y de derecha, vamos por un cambio de fondo en la educación, pero rechazamos que se nos siga considerando a los docentes como simples aplicadores de contenidos”.

Destacó que “es importante que no se dé una generalización de los planes y programas de estudio, sin un conocimiento y debate entre los profesores, y que la prueba piloto realmente sirva para generar un diagnóstico que defina qué sí funciona y qué no, sin imposiciones”.

En tanto, maestros en escuelas de primaria de Guerrero y Oaxaca recordaron que, de acuerdo con la información difundida por la SEP, la prueba piloto del nuevo marco curricular se aplicaría en 960 escuelas (30 por estado) a partir del 31 de octubre, aunque “a la fecha no se ha capacitado a los educadores que deberán participar en la prueba piloto ni se conoce el contenido de las asignaturas que se van a impartir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *