Feministas acuden a dialogar con Sánchez Cordero pero sin negociar ‘okupa’



Un grupo de las activistas y familiares de víctimas que mantienen ocupada la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en el Centro Histórico de la capital salió esta mañana para reunirse con la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, a quien le expondrán su pliego petitorio, pero sin negociar la entrega del inmueble de República de Cuba 60.

Alrededor de las 12 del día, las ocupantes del inmueble llegaron a bordo de dos vehículos a la secrearia de Gobernación. Los policías que resguardaban una de las entradas del lugar les cerraron el paso a la comitiva  de entre seis y ocho personas que llegó a la dependencia, lo que dio lugar a  una discusión y a que las activistas denunciaran maltrato por parte de los guardias e incluso amagaran con no entrar, pero unos minutos después pudieron ingresar al inmueble.

Pasadas las 12:36, la SG indicó que las activistas fueron atendidas por María Fabiola Alanís Sámano, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) y Paulina Téllez Martínez, encargada de la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia, así como integrantes de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México. Hasta pasadas la una de la tarde la propia secretaria Olga Sánchez se integró a la mesa de diálogo.

Previamente, Yesenia Zamudio, madre de una víctima de feminicidio ocurrido en 2016, indicó que entre los puntos de su pliego petitorio –el cual se dará a conocer públicamente después de la reunión con la encargada de la política interior—se encuentra que “dejen de estar fomentando el odio hacia el movimiento feminista y las familias” de víctimas.

De acuerdo con la activista, la titular de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, está “difamando” a las ocupantes del edificio al decir que están destruyendo expedientes del organismo, y por lo tanto fomentando el odio hacia ellas.

“Que le baje a su pinche chismerío y que a mí no me meta en sus pendejadas, porque la señora (Piedra) no está haciendo su trabajo y ahora dice que yo le quemé los expedientes” sin que haya pruebas al respecto.

De igual forma, otro aspecto de su pliego petitorio es que se llame a las fiscalías y autoridades de todos los estados a actuar de manera eficiente frente a los casos de feminicidios, desapariciones y otros abusos, como hizo la CNDH con el gobierno de San Luis Potosí para atender las quejas de Marcela Alemán y Silvia Castillo, madres de dos víctimas de abusos cometidos en 2016 y 2019, respectivamente.

Otras de las exigencias de las madres es que el gobierno federal se haga cargo de pagar el transporte de personas que quieren viajar a la Ciudad de México a exponer los abusos que han padecido.

Sin embargo, Zamudio dejó claro que el encuentro con Sánchez Cordero no es para negociar una eventual entrega del inmueble tomado.

“No vamos a hablar sobre eso (devolver el lugar), sino de ver cual es su plan de trabajo y aparte llevamos nuestro pliego petitorio. Se entregará allá (en Gobernación), y ya que ella nos selle y firme de acuse de recibido, ya lo hacremos público”, dijo.

Al lugar llegaron Beatriz Gasca y Susana Cueto, representantes de la Red Nacional Feminista Nacional, quienes manifestaron su respaldo a los grupos que mantienen la toma del inmueble de la CNDH.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *