Cinco muertos por las inundaciones en Tabasco: AMLO



Villahermosa, Tab. Al concluir su visita de supervisión ante la emergencia por inundaciones en su estado natal, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya está más controlada la presa Peñitas, garantizó que pese a no existir el Fondo de Desastres Naturales –porque había mucha corrupción en su manejo– hay muchos recursos del presupuesto nacional para apoyar a damnificados y cuestionó a quienes con fines electorales se quieren aprovechar de la situación.

Ahí están los que quieren los cargos; como ya le salió carne al hueso andan hasta repartiendo despensas, queriendo quedar bien con la gente, criticó, tras resaltar que por las inundaciones han fallecido cinco personas. Pidió a sus paisanos tener confianza y no dejarse manipular, porque en esta temporada electoral hay mucha politiquería.

Por la mañana, en un recorrido por la plaza de armas, advirtió sobre las inundaciones en su natal Macuspana y aseveró que en la presa Peñitas está bajando el nivel de extracción, al pasar de 2 mil 100 metros cúbicos por segundos el sábado a mil 600 ayer. Está lloviendo menos y el pronóstico es que no va a haber tanta lluvia en estos días; ojalá y se cumpla, pero estamos deseando que ya pase esta situación que afecta a Tabasco, resaltó.

En entrevista, en el municipio de Centro, donde se tomó fotos con vecinos, explicó que el gobernador Adán Augusto López le detalló que el sábado en Jalapa fallecieron un señor grande con su nieto, se les volteó el cayuco; otra persona fue arrastrada por el agua en Tenosique y dos habían fallecido antes.

Más tarde, en un video difundido en sus redes sociales, desde el malecón de Villahermosa, confió en que se podrá evitar la inundación en esta ciudad. Lo que “se ha inundado es la parte baja, Las Gaviotas, La Manga, asentamientos que se han venido haciendo en zonas muy bajas.

“Hemos estado batallando para que no haya más aumento de agua, yo creo que vamos a poder salir adelante, sin que se padezca de inundación en Villahermosa.

Donde sí ha habido mucho problema es en el río Tulijá, que nace en las cascadas de Agua Azul, Chiapas, y pasa por Macuspana, por Tepetitán. Ese río se une a otro que creció muchísimo, el Puxcatán; inundó Macuspana, la colonia El Castaño, que es de tierras bajas, con niveles de hasta metro y medio.

Subrayó que las desgracias humanas (son) relativamente pocas, se ha salvado a mucha gente, e insistió en que seguirá apoyando a sus paisanos y a todos los mexicanos en desgracia. Estamos pidiendo a la gente que siga refugiada en albergues; no les va a faltar la comida, lo indispensable; lo material se repone, lo que hay que cuidar es la vida.

El Presidente, acompañado por el gobernador Adán Augusto López, recordó que mañana encabezará una reunión en Palacio Nacional para buscar una solución de fondo, sobre todo que se draguen los ríos que están azolvados, en los que se estanca el agua. Por eso hay tapones, es una olla y hay que evitar desgracias, que no haya ahogados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *