Putin acusa a EU y sus vasallos de organizar guerras y golpes de Estado



Moscú. El titular del Kremlin, Vladimir Putin, arremetió ayer contra “Estados Unidos y sus vasallos” que, para mantener su hegemonía en el mundo, “necesitan conflictos y adjudicaron al pueblo de Ucrania el destino de carne de cañón, pusieron en marcha el proyecto ‘anti-Rusia’, cerraron los ojos ante la difusión de la ideología neonazi y los asesinatos de la población civil en el Donbás, y siguen llenando de armas, incluso pesadas, al régimen de Kiev”.

El presidente ruso inauguró por videoconferencia la décima edición de la Conferencia de Seguridad de Moscú, que organiza el ministerio de Defensa en el contexto de la feria militar Ejército-2022 que tiene lugar en las afueras de Moscú esta semana.

Para Putin, la situación en Ucrania “muestra que Estados Unidos intenta prolongar este conflicto, de igual modo que lo hace explotando el potencial de conflictos en América Latina, Asia y África”.

Puso de ejemplo reciente lo que llamó “la aventura estadunidense respecto de Taiwán, que no se trató sólo de un viaje de una funcionaria irresponsable, sino que se inscribe en la estrategia consciente de Estados Unidos para desestabilizar y sembrar el caos en la región y en el mundo, una flagrante demostración de falta de respeto a la soberanía de otros países y hacia sus propios compromisos internacionales”.

Esto sucede, según el mandatario ruso, porque “Estados Unidos y sus vasallos se entrometen de manera grosera en los asuntos internos de estados soberanos: organizan provocaciones, golpes de Estado, guerras civiles. Mediante amenazas, chantajes y presiones tratan de someter a su voluntad a países independientes, quieren obligarlos a vivir bajo reglas que les son ajenas”.

Horas antes de que Putin hablara ante los asistentes al Congreso, Rusia reconoció –por primera vez desde que comenzó la guerra con Ucrania– un sabotaje en la península de Crimea, que la Federación Rusa se anexionó en 2014 y donde tiene su cuartel general la Flota del mar Negro.

“En la mañana del 16 de agosto, a consecuencia de un sabotaje fue destruido un depósito militar en un poblado del distrito de Dzhankoe. Sufrieron daños instalaciones civiles, entre ellas una planta eléctrica, la red de torres de transmisión de electricidad, las vías del ferrocarril, algunas casas. No hubo heridos graves”, informó el ministerio ruso de Defensa, sin atribuir a nadie en particular la autoría.

Las fuertes explosiones del depósito de proyectiles y municiones, que quedó destruido por completo, junto al poblado de Maiskoye, ubicado a 20 kilómetros de Dzhankoe, capital del distrito homónimo, ocurrieron a primera hora de la mañana y ocasionaron un incendio que se pudo sofocar apenas en la tarde, declaró frente a las cámaras de la televisión rusa el gobernador de Crimea, Serguei Aksionov, quien anunció: “estamos en estado de emergencia”.

De acuerdo con éste, Aksionov ordenó evacuar a cerca de 3 mil personas, que están siendo alojadas de manera provisional en escuelas y albergues turísticos a cinco kilómetros de distancia de Maiskoye.

Otro incendio en el aeródromo

La agencia noticiosa RIA informó que ayer se produjo un incendio en el aeródromo militar en las afueras del poblado de Guardeiskoye, región de Simferopol, también en Crimea. El despacho, que se basa en testimonios de habitantes del lugar, dice que el fuego se declaró después de oírse “un potente estallido”. El ministerio ruso de Defensa aún no ha emitido comentario alguno.

Estos hechos, que se da a entender son obra de “unidades especiales del ejército ucranio que actúan en la retaguardia del enemigo”, según la fuente anónima que cita el New York Times, o “grupos de guerrilleros”, como insinúa la prensa de Ucrania, no son reivindicados por el gobierno de Volodymir Zelensky, que sin embargo advierte que habrá más ataques de este tipo.

En su mensaje nocturno de ayer, el presidente ucranio exhortó a los habitantes de Crimea y otras regiones a no acercarse a las instalaciones militares de Rusia, con estas palabras: “cada día conocemos noticias sobre nuevas explosiones en los territorios ocupados temporalmente. Le pido a toda nuestra gente en Crimea, en otras regiones del sur de nuestro Estado, en las zonas ocupadas del Donbás y de la región de Járkov, tengan mucho cuidado. Por favor, no se acerquen a las instalaciones del ejército ruso y a los sitios donde guardan sus proyectiles y armamento, donde ubican sus puntos de mando”.

Su asesor, Mykhailo Podolyak, también expresó en redes sociales la opinión personal de que “este tipo de incidentes, que la Defensa rusa llama ‘sabotajes’, van a ir en aumento (en Crimea y otras regiones), es mi pronóstico objetivo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *