En su primer día firma Biden 17 decretos contra la crisis



Nueva York. “A trabajar de inmediato”, declaró el presidente Joe Biden, y en el estreno de su gobierno empezó a promover no sólo su masiva propuesta que presentará al Congreso para enfrentar la pandemia y el desastre económico del país, sino que firmó la primera ráfaga de órdenes ejecutivas que emitirá en sus primeros 10 días en la Casa Blanca para revertir el legado de su antecesor y tomar el timón de un país que naufraga en un mar de múltiples crisis.

“Mucho que reparar… restaurar… aliviar… construir…”, declaró Biden en su discurso, y prometió proceder urgentemente con estas tareas. Ayer firmó 17 órdenes ejecutivas, proclamaciones y memorandos que abordan las cuatro crisis que identificó como las más urgentes: pandemia, económica, cambio climático e injusticia racial.

Éstas incluyeron órdenes para reingresar al Acuerdo de París sobre cambio climático, anular el proceso de retiro de la Organización Mundial de Salud, restablecer entidades para la coordinación de la lucha contra el Covid-19, la anulación de prohibiciones a viajeros de países musulmanes y otras medidas con el objetivo de “revertir los daños más graves” causados por Trump.

Además de la orden sobre el Acuerdo de París, también impuso las primeras medidas para revertir políticas de su antecesor en el rubro ecológico, que contemplan una moratoria sobre contratos de explotación de hidrocarburos en la zona de refugio del ártico, anular la autorización para construir y usar el oleoducto conocido como Keystone XL. La oposición a este proyecto fue encabezada por indígenas y una coalición de aliados.

Otra orden fue la imposición de una norma que requiere el uso obligatorio de cubrebocas y sana distancia en toda entidad e instalación federal y por todo empleado del gobierno federal. Aunque evitó establecer una orden para el uso obligatorio de cubrebocas para toda la nación –ya que eso probablemente provocaría un larga disputa legal–, instó a todos los estadunidenses a usarlo durante los próximos 100 días, entre otras medidas para mitigar la pandemia.

A la vez, impulsó medidas para ayudar a los afectados por consecuencias económicas de la crisis de salud, incluida la extensión de una moratoria federal a desalojos y también al pago de hipotecas federales hasta finales de marzo, así como una suspensión de pagos sobre deuda estudiantil hasta los últimos días de septiembre.

En otro rubro, firmó una orden que obliga a toda agencia federal a considerar la “equidad” racial en programas del gobierno, y revertir prácticas discriminatorias de todo tipo, sólo como un primer paso para enfrentar el “racismo sistémico” de las instituciones estadunidenses, afirman sus asesores.

Otra orden establece que el gobierno federal no discrimina por orientación sexual o identidad de género.

Biden comentó a medios en la Casa Blanca: “estaremos firmando órdenes ejecutivas en los próximos días… son puntos de inicio…”, y señaló que también se procederá con proyectos de ley y más medidas para afrontar las crisis que padece el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *