El Papa obsequia a pobres pruebas diagnósticas de covid-19 en la plaza de San Pedro



Está previsto que el Papa Francisco celebre una misa el domingo 15 en la Basílica de San Pedro solo ante 100 personas.

El Papa obsequió pruebas diagnósticas de covid-19 en el ambulatorio que hizo instalar en 2018 bajo la columnata de Bernini, en el lado derecho de la Plaza de San Pedro.

Según confirmó el presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, Rino Fisichella, en dos semanas se han realizado un promedio de 50 pruebas al día en el dispensario médico que está abierto de 8 a 14 horas, medida de la que se benefician sobre todo las personas sin techo que malviven en las zonas adyacentes a la plaza de San Pedro.

«En la clínica móvil bajo la columnata de San Pedro, gracias a la Limosnería Apostólica, es posible realizar la prueba médica a los pobres que deben tener acceso a los dormitorios o a los que quieren volver a su patria», declaró Fisichella durante una rueda de prensa en el Vaticano, en la que presentó los actos que tendrán lugar en ocasión de la IV Jornada Mundial de los Pobres.

Está previsto que el Papa celebre una misa el domingo 15 a las 10 horas en la Basílica de San Pedro. En años anteriores, los bancos de la basílica han estado ocupados por personas sin hogar o inmigrantes, pero debido a las disposiciones sanitarias por la pandemia, este año sólo participarán 100 personas desde la Basílica de San Pedro, en representación de «todos los pobres del mundo que, en este día, necesitan especialmente la atención y la solidaridad de la comunidad cristiana, además de los voluntarios y benefactores», destacó el obispo italiano.

Asimismo, señaló que las lecturas serán proclamadas por algunas personas que son asistidas cada día por diferentes asociaciones caritativas. De este modo, Fisichella reveló que los tradicionales actos realizados en los años anteriores fueron suspendidos para cumplir con la normativa vigente, como el almuerzo con mil 500 pobres junto al Papa en el Aula Paulo VI.

Además, con el apoyo de Roma Cares y los Supermercados Elite, el Vaticano está enviando 5 mil paquetes de productos de primera necesidad a las familias de unas 70 parroquias de Roma que, especialmente en este período, se encuentran en dificultades.

«Cada caja contiene alimentos de diversos tipos (pasta, arroz, puré de tomate, aceite, sal fina y gruesa, harina, café, azúcar, mermelada, atún, galletas y chocolate) de marcas particularmente prestigiosas, junto con algunas mascarillas quirúrgicas y una tarjeta con una plegaria del Papa Francisco», dijo el máximo representante de la Iglesia católica.

Asimismo, la fábrica de pasta ‘La Molisana’ donó al Vaticano 2.5 toneladas de pasta que serán distribuidas en casas hogares y asociaciones caritativas, y con el apoyo de Seguros UnipolSai han distribuido 350 mil mascarillas quirúrgicas para al menos 15 mil estudiantes de diferentes grados escolares, especialmente en la gran periferia de la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *