Desliza Trump sus planes para buscar de nuevo la Casa Blanca



Nueva York. Por primera vez desde que fue expulsado por el electorado y salió en desgracia de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021 sin participar en la toma de posesión de su sucesor, Donald Trump regresó ayer a Washington, en lo que se supone son parte de los preparativos para lanzar su campaña electoral presidencial de 2024 y presentarse como el retorno del conquistador, y no de un delincuente.

En su discurso ante la llamada Cumbre de la Agenda de América Primero –convocada por ex colaboradores de su gobierno– Trump, obsesionado por su inaguantable derrota electoral en 2020, atacó las “falsas” investigaciones en su contra y repitió su mentira de que ganó la elección de 2020

Dejó claro, sin anuncio explícito, su aparente intención de lanzarse de nuevo a la presidencia, y al abordar las investigaciones en torno a él, acusó que los legisladores del “establishment corrupto me quiere dañar para que no pueda regresar a trabajar para ustedes”, ante lo cual los aproximadamente 800 participantes –entre ellos legisladores republicanos como Ted Cruz y Lindsey Graham, así como ex funcionarios– corearon: “otros cuatro años” (en alusión al próximo periodo presidencial).

“Nunca se olviden de que todo lo que este establishment corrupto me está haciendo tiene todo que ver con preservar su poder y control sobre el pueblo estadunidense”, advirtió. Habló de un país en descomposición, y recetó más poder a la policía, acción penal severa contra migrantes, ampliar su muro fronterizo y la expulsión de los sin techo a las afueras de las ciudades. Advirtió que “nuestro país se está yendo al infierno…”, infiriendo que sólo él puede rescatarlo.

Pero la capital aún no ha superado las heridas del intento de golpe de Estado y otras maniobras para descarrilar el proceso democrático, y la primera vez en la historia en que se interrumpió el traslado pacífico del poder. El mismo martes (ayer) que llegó Trump, uno de sus fanáticos fue condenado a más de cinco años de prisión por atacar a tres policías del Capitolio durante el asalto a la sede legislativa el 6 de enero, uno de más de 850 que han sido procesado penalmente por atender la invitación del ex mandatario a subvertir la elección presidencial.

Trump está al centro de la investigación del comité selecto de la cámara baja que ha detallado en ocho audiencias públicas cómo el entonces mandatario intentó subvertir la elección culminando con convocar a fanáticos a tomar por asalto el Capitolio para frenar la certificación del voto electoral. En gran medida por la amplia documentación, múltiples testigos de la Casa Blanca y otra evidencia extensa presentada por el comité selecto, hay cada vez mayor presión sobre el Departamento de Justicia para anunciar el inicio de un proceso penal contra Trump.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *