Exigen cárcel contra expresidente de TEEO

2017-08-11 02:49:20
2017-08-11 02:49:20 Grafico Oaxaca

El Senado de la República debe dar trámite a todas las denuncias por corrupción que existen en contra de los tres integrantes del Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO), remover a los que resulten culpables y fincar responsabilidades penales en su contra para que no vuelva a repetirse ningún acto ilegal al interior de aquel órgano autónomo, sentenció el exsecretario general de la misma instancia, Rafael García Zavaleta.

Sin embargo, García aseguró que el que mayores actos ilícitos ha cometido durante su estancia en el órgano jurisdiccional local es el expresidente, Wilfrido López Vásquez, quien recurrió en diversas ocasiones en el delito de tráfico de influencias para favorecer con sus dictámenes a comunidades de las que fungía como abogado, además de que fue acusado de cometer acoso sexual y acoso laboral en contra de la base trabajadora.

Sin querer precisar el nombre de las presuntas víctimas de hostigamiento sexual ni de las municipalidades que, según él, fueron beneficiadas por Wilfrido López, sostuvo que aquel personaje merece ser destituido y sometido a un proceso penal.

De los otros dos magistrados, Manuel Jiménez Viloria y Miguel Ángel Carballido Díaz --del que García Zavaleta es amigo de la infancia— quienes fueron acusados por López Vásquez de haber incurrido en actos de malversación de recursos, García aseguró no tener elementos que confirmen los señalamientos.

Manuel Jiménez Viloria ostentó el cargo de presidente entre diciembre de 2015 y febrero de 2016; Wilfrido López, lo hizo de 2016 y mayo de 2017, mientras que Miguel Ángel Carballido permanece en el cargo desde mayo de 2017.

“Con el primero (Jiménez Viloria), tal vez (sus errores como presidente) fueron un asunto de inexperiencia, algo muy delicado que puso en riesgo el salario de los trabajadores; sin embargo, (a Wilfrido López) sí le conocen sus antecedentes de cómo se ha conducido, una persona que no saber cumplir con la ley, al llegar al extremo de poner en riesgo la dignidad y el respeto al tribunal”, soltó García Zavaleta.

Agregó: “Hay asuntos que la Sala Regional (del Tribunal Electoral del Poder Judicial) puso en conocimiento del mismo Senado, diversas acusaciones de poblados donde él había sido abogado y le pidieron que se excusara de conocer esos asuntos y no le importó”.

Rafael García fue removido como Secretario General del TEEO en octubre de 2016, durante la gestión de Wilfrido López.

Sobre las imputaciones por acoso sexual refirió que “son situaciones muy delicadas, trabajadoras que lo señalaban…”

“Yo estoy enterado de todo…”, sostuvo, pero al ser cuestionado sobre la identidad de las personas argumentó que no la revelaría “por la gravedad y para no involucrar nombres porque en esos temas es delicado”.

Estas acusaciones se añaden al hecho de que el expresidente cobraba doble sueldo; por un lado, como titular del TEEO y, por el otro, como maestro de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

“El cinismo con el que se condujo ponía en riesgo el respeto al Tribunal porque no era un magistrado el que estaba haciendo tonterías, sino era el presidente, quien representa a la institución”, reclamó.

--¿Debe intervenir el Senado y remover a todos?, consultó este medio.

--Lo que debe hacer el senado es darle trámite a los escritos donde le solicitan el procedimiento contra el magistrado que se tiene plenamente probado que ha violentado, apuntó, en referencia de Wilfrido Vásquez.

--Pero los otros dos magistrados también tienen señalamientos.

--Insisto, si el Senado tiene las pruebas que proceda en consecuencia, pero de quien yo estoy enterado y de que la opinión pública sabe que hizo y deshizo es ese individuo.

Antecedentes

El 29 de mayo pasado, dos días después de haber sido destituido como Presidente del TEEO, Wilfrido López acusó que sus compañeros Miguel Ángel Carballido Díaz y Víctor Manuel Jiménez Viloria habían incurrido en al menos dos actos de corrupción comprobables desde su nombramiento, en 2015.

En 2016, apuntó, tanto Carballido como Jiménez se adjudicaron de manera ilegal al menos 450 mil pesos que les pertenecían al personal que labora bajo las órdenes de ambos en aquella entidad autónoma.

Este recurso formaba parte del “bono anual electoral” que el gobierno del estado envió para gratificar el trabajo de los colaboradores del Tribunal durante los comicios de 2016, precisó López.

Magistrado pide soborno de 1 mdp

Este hecho se sumó a otra acusación hecha por el magistrado; ésta, directamente en contra de Víctor Manuel Jiménez Viloria, al que señaló de haberle solicitado un millón de pesos mensuales para apoyar su continuidad al frente del Tribunal.

La versión sobre el intento de estafa fue divulgada por el expresidente en la sesión pública en la que fue destituido de su cargo.

Durante 2016, diversas comunidades acusaron a los magistrados de incurrir en actos de corrupción y favorecer con sus resoluciones a distintos grupos de poder.

Miguel Ángel Carballido Díaz llegó al Tribunal con el respaldo del PRI; Víctor Manuel Jiménez Viloria, del PAN y Wilfrido Vásquez López, del PRD.

Nos interesa tu comentario




Siguenos en: